Ecommerce: Cómo competir con Amazon en la era post-COVID

 

Los últimos meses han visto confinados millones de consumidores en sus hogares, que de un día para otro han dejado de adquirir productos en tiendas físicas. Esta nueva realidad se ha traducido en un aumento exponencial de las ventas de Ecommerce, que para muchas tiendas de repente ha pasado de ser un simple apoyo a la venta física a ser su mayor fuente de ingresos.

Soprendentemente, el líder mundial de Ecommerce no es la empresa que más se ha beneficiado de la COVID-19. Según fuentes de Forbes, aunque Amazon está registrando un incremento en sus ventas, la realidad es que el gigante estadounidense se prepara a una rentabilidad negativa este año por causas imputables al gasto extra que supone la gestión de la pandemia en su plantilla.

En este post hablaremos de cómo tiendas de Ecommerce pequeñas y medianas, pueden beneficiarse del respiro que, tal vez, les deje Amazon en los próximos meses debido a la situación única en la que se encuentra actualmente el mundo del retail.

 

Ecommerce y coronavirus: un crecimiento exponencial

 

Es sabido que la industria del Ecommerce ha ido cogiendo mucha fuerza en los últimos años, principalmente bajo el impulso de las GAFAs (pensemos por ejemplo en Google Shopping, Facebook Shops y Amazon Prime). Sin embargo, el mayor impulso jamás registrado en el sector del comercio online no fue el fruto del genio de Mark Zuckerberg, Larry Page o Jeff Bezos, sino de una enfermedad que nadie se esperaba.

El Ecommerce es de los pocos sectores de la economía en haberse beneficiado de la COVID-19. Para entenderlo es suficiente observar cómo la cuota de mercado de las ventas online en el mundo del retail se ha disparado más del 10% en tan sólo 2 meses desde el inicio de la pandemia.

En este gráfico, vemos cómo en las últimas 8 semanas, la industria del Ecommerce estadounidense ha crecido más que en los 10 años anteriores hasta alcanzar el 27% del total de ventas del sector retail.

Este fenómeno por supuesto se observa también en otras partes del mundo. Un ejemplo europeo de esta tendencia se puede observar en la estrategia de Inditex para enfrentarse a la crisis, cuando hace unos meses el gigante español anunció el cierre del 16% de sus tiendas físicas para centrar sus inversiones en la venta online.

 

Competir con Amazon en la era post-COVID

 

Millones de nuevos consumidores están recurriendo al comercio electrónico a raíz de la crisis, lo que ha llevado Amazon a contratar a 175.000 empleados adicionales para responder al aumento repentino de pedidos. Como si eso no fuera un gasto suficiente, la multinacional en los últimos meses ha tenido que invertir cantidades enormes de dinero (alrededor de 4.000 millones de euros) en la implementación de medidas de seguridad para su plantilla de más de 850.000 empleados a nivel mundial. Como resultado, la compañía prevé un balance negativo con perdidas para el 2020.

Si es cierto que esta pandemia está lejos de poder amenazar la supervivencia de un gigante del calibre de Amazon, también es un indicador de que actores más pequeños de la venta online siguen teniendo relevancia a pesar de la hegemonía de Jeff Bezos sobre el mundo del Ecommerce.

Veamos a continuación algunas pautas que podrían llevar pequeños y medianos Ecommerce a crear una propuesta de valor igual o superior a la de Amazon.

 

Garantía de satisfacción

Muchos compradores utilizan Amazon por defecto a la hora de hacer su pedido online, sin preguntarse si existen alternativas que puedan traerles mayor beneficio. Eso se debe en gran parte a la garantía de satisfacción que ofrece la marca, que se puede desglosar en 3 conceptos clave:

  • Entrega rápida de mercancía
  • Posibilidad de devolución ágil y sin coste
  • Confianza en la integridad de la marca (bajo riesgo de estafa)

Por lo tanto, las marcas de retail que quieren competir con Amazon necesitan convencer a los potenciales compradores que visitan su tienda online de que ofrecen el mismo nivel de servicio (o superior). Una manera de conseguirlo para estas marcas, es publicando opiniones verificadas de usuarios a través de agregadores como Ekomi, para que los visitantes de su página web confíen en el servicio ofrecido.

 

 

Misión

Si los clientes se sienten identificados con la misión de tu empresa, es probable que decidan comprar en tu tienda online en vez de comprar en Amazon.

Por ejemplo, empresas de Ecommerce que deciden entregar sus pedidos haciendo uso de medios de transporte ecológicos o con embalajes reciclables podrán ganarse la confianza de aquellos clientes que miran por el medio ambiente. De la misma manera, distribuidores de Ecommerce que garantizan que sus productos son manufacturados teniendo en cuenta las condiciones de vida de cada persona que participe en la cadena de producción, podrán atraer a un público preocupado por temas de justicia social.

Amazon aún no está apostando por valores medioambientales y sociales (son más bien conocidos por no ofrecer muy buenas condiciones salariales a buena parte de su plantilla). Esto puede convertirse en una oportunidad para empresas de Ecommerce que quieran competir con Amazon, aún más sabiendo que los compradores están cada vez más concienciados acerca de la ecología y el comercio justo.

 

Productos exclusivos

Una buena táctica para fidelizar a los consumidores consiste en no publicar todos los productos de tu tienda online en Amazon. O por lo menos, en no publicarlos en Amazon desde el primer momento, sino dejarlos unos días en exclusividad en tu página antes de lanzarlos a través de Amazon.

De esta manera, una tienda online puede conseguir posicionarse en la mente del consumidor como el primer sitio dónde buscar determinados productos.

 

 

Competir con Amazon por supuesto no es algo fácil. Muchas pequeñas y medianas tiendas de Ecommerce sufren de las tácticas del grupo estadounidense para maximizar su cuota de mercado creando una relación de dependencia con los pequeños vendedores.

Sin embargo, existen muchas maneras de atraer públicos de nicho que utilizan criterios más allá de las facilidades ofrecidas por Amazon. La pandemia COVID-19 ha provocado críticas negativas sobre las prácticas del grupo estadounidense, sobre todo en cuanto a las condiciones de trabajo de buena parte de sus empleados. Es probable que, al igual que la reputación de Facebook se ha visto afectada por su gestión opaca de los datos de sus usuarios, la reputación de Amazon también acabe sufriendo como consecuencia de su prácticas. Sólo el futuro podrá decirnos si otras empresas de Ecommerce sabrán aprovechar esa debilidad del grupo de Jeff Bezos para conquistar al público con su oferta.

 

¿Estás buscando contratar perfiles de Marketing Digital para tu negocio?

Envíanos un mensaje a través de nuestro formulario para descubrir cómo podemos ayudarte a encontrar el mejor talento Digital. 

 

 

    PayPerTalent 2017-2020 Todos derechos reservados | info@paypertalent.com | Tel: +34 910 71 34 19 | Aviso Legal

    Paseo de la Castellana 40, 28046 Madrid, España