6 claves para contratar a un Social Media Analyst

 

Las redes sociales se han convertido en algo tan crítico para las empresas que a día de hoy muchas tienen contratado en su plantilla a un Community Manager para gestionar su estrategia RRSS.

Estos perfiles suelen ser muy válidos para la difusión de contenidos con alto potencial de viralidad en redes sociales corporativas. Sin embargo, a menudo no disponen de un espíritu lo suficiente analítico como para recopilar datos y crear informes susceptible de orientar la estrategia de Social Media de la empresa.

Desde PayPerTalent hemos identificado 6 criterios que, en nuestra experience como reclutadores, son clave a la hora de contratar a un Social Media Analyst.

 

¿Qué es un Social Media Analyst?

Un analista de redes sociales es un profesional capaz de plantear problemas y soluciones de cara a los objetivos globales de la compañía, más allá de simplemente registrar los "me gusta" y los seguidores de una página facebook o un canal Youtube. Su función consiste en realizar un seguimiento constante de nuestra presencia en redes sociales. Para ello, tiene que comprender a fondo cómo utilizar las herramientas de análisis y monitorización de redes sociales para detectar, analizar e informar a quién toma decisiones estrategicas en nuestra empresa. 

Un analísta RRSS no sólo debe de seguir las menciones (positivas o negativas) que hacen los usuarios de nuestra marca. También tiene que estar al tanto de la demanda global del mercado en redes sociales. Si mi empresa vende aspiradoras clásicas, y me limito a monitorizar cada mención que hacen los usuarios de mi marca, ¿Cómo voy a enterarme de que en las redes de mi competencia los usuarios hablan sobre todo de aspiradoras robotizadas?

 

¿Qué distingue a un buen Social Media Analyst?

Los pequeños negocios pueden satisfacer sus necesidades contratando a un Community Manager con algo de espíritu analítico. Sin embargo, para las agencias y empresas con una presencia social importante, será necesiario contratar a un experto en Social Media Analytics para mantenerse a flote en un océano de datos y determinar si nuestras redes sociales tienen un ROI que jusitifque la inversión que hacemos en ellas.

 

1. Muestran su trabajo

Un buen analista de redes sociales siempre muestra su propio trabajo. Puede que te preguntes por qué esto es importante, por qué es esencial que las personas inmersas en un mar de datos te muestren sus hipótesis, cómo rastrean interacciones específicas y cómo llegan a ciertas conclusiones.

Si tu empresa está probando una nueva plataforma de redes sociales o una estrategia de marketing, necesita de que alguien ponga a prueba el proceso y valide su propósito a través de datos. Cuando un analista de redes sociales muestra su trabajo, sabes que su proceso es legítimo y eficiente.

Cuando un analista enseña su trabajo, también ayuda a documentar el proceso general de marketing en redes sociales. Una vez que dispones de los datos que resumen cómo se formuló una hipótesis, puedes medir mejor tus esfuerzos en redes sociales. En resumen, es necesario buscar una persona que pueda mostrarte cómo procede a analizar datos en lugar de alguien que se limita a entregarte conclusiones.

 

2. Son verdaderos expertos en datos

Esto puede parecer obvio, pero un analista de redes sociales realmente excepcional, tiene que ser una persona fascinada por el mundo de los datos. En redes sociales, hay muchos aspectos que pueden hacer que tu estrategia global se venga abajo de repente. Un analista de redes sociales puede asegurarte de que los números estén ahí para respaldar tus decisiones.

Cada plataforma tiene sus propias estadísticas RRSS únicas que debes de seguir. Sin embargo un buen analista de redes sociales debería de tener un sólido conocimiento de los datos de las tres plataformas principales:

 

Twitter

Impresiones: La cantidad de gente que vieron tu Tweet.

Visitas al tu perfil: El total de usuarios únicos de Twitter que visitó la página de tu perfil.

Menciones: Cuántas veces tu @usuario ha sido mencionado por los demás usuarios.

Tweets vinculados a tu página: Tweets totales atribuidos a ti con un enlace URL.

Engagement: Total de clics, tweets, retweets y likes divididos por impresiones.

Clics sobre links: Número de veces que se ha hecho clic sobre los enlaces publicados.

 

 

Facebook

Likes de Páginas: Número total de Likes en tu página Facebook

Alcance Posts: Número de visitantes únicos a tus contenidos facebook.

Alcance: Número total de usuarios que han visto tu post.

Likes de pago: Número de Likes asociados con tus anuncios de pago.

Likes orgánicos: Número de Likes no vinculados a tus campañas de pago.

Unlikes: Número total de usuarios que le quitan el “Me gusta” a tu página.

Likes netos: Total de nuevos Likes menos el número de Unlikes.

 

Instagram

Visualizaciones: Número total de visualizaciones de vídeo por publicación.

Engagements: Usuarios que han interacutado con tu públicación.

Evolución de seguidores: El incremento o descenso de seguidores, comparado con el periodo anterior.

Seguidores conseguidos: Total de seguidores adquiridos en el periodo seleccionado.

Engagement por seguidor: Total de interacciones dividido por el total de seguidores

 

3. Entienden el aspecto “social” de su trabajo

1 de cada 3 personas afirma que se iría con la competencia si ven que una empresa no atiende a sus clientes por las redes sociales. Y 36% afirma que hablaría mal de una marca en sus propios perfiles de facebook o twitter en caso de descontento.

Los Social Media Analyst deben de preocuparse por el aspecto humano de las redes sociales, aunque su primera función consista en analizar datos. Si es cierto que los Community Manager son los primeros responsables de interactuar con los clientes, los analistas tienen que ser capaces de decirle al director de marketing de tu empresa si sus esfuerzos de comunicación en redes sociales están dando resultados.

Esto se puede descubrir analizando los picos de “Me gusta” o de usuarios que de repente han dejado de seguir una página. Un Social Media Analyst que entienda el aspecto humano de las redes será capaz de contextualizar su trabajo, es decir que sabrá sospechar si nuestra última (brillante, o tal vez torpe) campaña de Social Media puede ser responsable por estos picos inesperados.

 

4. Son pacientes con los resultados

Transformar tu estrategia de marketing en redes sociales de la noche a la mañana no es una tarea fácil. Esperar encontrar a alguien que lo haga por ti es aún más improbable. En su lugar, tienes que buscar un analista de redes sociales que sea paciente con los datos.

Los expertos en datos son insuperables cuando se trata de encontrar tendencias y medirlas para ver si pueden detectar patrones. Para apoyarte en una estrategia Social exitosa a largo plazo, necesitas analistas que estén dispuestos a ser pacientes con el proceso de recopilación de datos.

Ya sea que estén realizando un seguimiento a través de parámetros UTM o de tasas de respuesta de Twitter, necesitan paciencia para recopilar resultados que puedan traducirse en estadísticas fiables.

Los mejores analistas son aquellos que no corren en su trabajo.

 

5. Siempre están al día de las tendencias en Social Media

Cada año, las tendencias de Social Media van y vienen, y por tanto los analistas de redes sociales siempre deben estar al día de las tendencias del mercado.

Por ejemplo, hace 10 años facebook era la red social de todos, tanto adolescentes cómo padres de familia y hasta personas de la tercera edad. Hoy en día, los adolescentes le han dado la espalda a la red de Mark Zuckerberg, y prefieren encontrarse en Snapachat con sus amiguetes.

Imaginemos que Netflix para difundir en redes sociales su nueva serie romántica destinada a un público quinceaniero decida centrar su estretagia RRSS en facebook. Un analísta de datos al tanto de las novedades del sector entenderá por qué motivo no están consiguiendo el éxito esperado y sabrá explicar al director de marketing que la audiencia de su nueva serie se encuentra en Snapchat y no en facebook.

 

6. Son muy buenos comunicadores

Los expertos en datos a menudo tienen un perfil bastante intelectual, y como tal pueden resultar introvertidos y carecer de capacidades relacionales. Sin embargo, para presentar de forma eficiente sus informes, es imprescindible que un Social Media Analyst tenga buenas capacidades de comunicación, mano izquierda y empatía.

Un buen comunicador sabrá crear informes que puedan entender todos en la empresa, incluso managers y directivos que tal vez no estén acostumbrados a los conceptos técnicos del mundo de las redes sociales.

Asímismo, el Social Media Analyst deberá tener empatía a la hora de presentar datos, ya que los datos analizados probablemente sean aportados por otros miembros de la empresa como puede ser el Community Manager o el departamento creativo.

 

 

    ¿Hablamos?

    ¿Eres un candidato en búsqueda de empleo o una empresa en búsqueda de talento? Déjanos tus datos de contacto

      He leído y acepto los Terminos y Condiciones

    PayPerTalent 2017-2018 Todos derechos reservados | info@paypertalent.com | Tel: +34 910 71 34 19 | Aviso Legal

    Paseo de la Castellana 40, 28046 Madrid, España